Muchos son los siniestros y accidentes que se producen en las carreteras a diario; y unos cuántos, también, son los que ninguna de las partes implicadas asume las culpas. Y no solo eso, si no que también juega un papel importante el no recordar y el no saber explicar qué ha sucedido durante el proceso del accidente. La mayoría de ellos, en gran parte los que ocurren en el interior de las ciudades, se saldan con un parte amistoso sin la necesidad de intervención de la unidad de atestado de los cuerpos policiales. No obstante, lo más recomendable es solicitar la intervención de la autoridad (policía) para que emitan un atestado policial cuando no se llega a un acuerdo, y sino contamos con testigos imparciales que nos den la razón en el accidente. Por ello desde Accidentur, queremos sacarte de dudas respecto a ellos, con este artículo.

¿Qué es un atestado policial?

Según la Dirección General de Tráfico (DGT), se trata de un instrumento oficial en el que se exponen “los hechos averiguados, las declaraciones e informes recibidos y todas las circunstancias que hubiesen observado y que pudiesen constituir indicio de delito” en el transcurso de un siniestro.

¿Cuándo se emite un atestado policial?

El atestado policial entra en juego cuando se produce un siniestro de tráfico y no queda claro sobre quién recae la responsabilidad, cómo ha ocurrido el accidente o si hay escasez de datos por alguna de las partes implicadas.

 

¿Qué datos aparecen?

Cuando se dicta un atestado se deberán tener en cuenta los siguientes puntos:

  • Fecha, hora y lugar del siniestro.
  • Categoría de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado que han acudido.
  • Datos de los vehículos implicados (matrícula y aseguradora).
  • Información de las personas que han sufrido el accidente.
  • Estado de las víctimas.
  • Análisis de las causas del siniestro.
  • Declaraciones de las partes involucradas en el siniestro, así como el testimonio de los posibles testigos.
  • Conclusiones de los agentes.

 

¿Cómo se consigue un atestado policial o cómo se pide? 

Huelga recordar que un atestado policial solamente es necesario pedirlo cuando no es posible firmar un parte amistoso, en el que se refleje claramente la responsabilidad de lo sucedido en el accidente.  Asimismo, si se requiere un atestado policial existen diversas vías para solicitarlo:

  • Si la encargada de la emisión es la Policía local o autonómica, los procedimientos se regirán por las leyes y normas de la comunidad autonómica o municipio. Además, se deberá abonar una tasa y rellenar un formulario. Se podrá realizar telemáticamente en la mayoría de los casos.
  • Si el remitente es el Juzgado de Instrucción, es preciso acudir a la oficina del partido judicial donde se produjo el accidente e identificarse como parte.

 

¿Cuál es el plazo para pedir un atestado policial?

No existe un plazo concreto ni determinado desde que se produce el accidente hasta que puedo pedir la solicitud de un atestado policial. No obstante, cabe mencionar que la policía tarda algunas semanas -incluso meses- en finalizar la confección de tal.

 

¿Por qué es importante contar con un atestado policial?

Al fin y al cabo, es el único documento oficial, previa a la posible judicialización del asunto, que determina las responsabilidades del siniestro producido y que se tiene que presentar para formalizar la solicitud de indemnización a la compañía de seguros responsable del accidente.

 

¿Se puede recurrir el contenido de un atestado?

Si el atestado policial no ha sido entregado al juzgado, y no se está de acuerdo con las conclusiones del mismo, se pueden presentar alegaciones a dicho atestado, aportando todas las pruebas necesarias para avalar la necesidad del cambio de dicho atestado. En el caso de que el atestado sea presentado directamente al juzgado, habrá que comparecer en dicho juzgado como parte.